viernes, mayo 23, 2008

Confinamiento (This mortal coil)

los que se quejan
construyen prisiones/ que
los sobreviven


los que están tristes
y se dejan estar
por la tristeza

los que se salvan
buscando una condena
que nunca llega

los que pelean
forjan los grilletes/ que
los emancipan

los que no ven
y destrozan sus frentes
contra el vacío

los que llamaron
a un número cualquiera
que era el correcto

los que se esfuerzan
en la inútil empresa
de la desidia

los que se encuentran
en epitafios de otros
y no se lloran

los que desprecian
con ese cruel furor
sin sentimiento

los que se alegran
de ver este desierto
tan atestado

los que se aburren
y aburren con tres versos
a todo el mundo

3 comentarios:

Lina dijo...

Evidentemente a mí no se me da muy bien la poesía, a algunos los entendí y otros me pasaron olímpicamente de largo! Hay que culturizar al pueblo (i.e. yo)! jajajaj!

Alicia dijo...

El de los epitafios me pegó fuerte, che, muy fuerte.
Por ahi sería porque encontré algunos problemas gramaticales y no los hice míos, ja, ja.
Un abrazo querido Pancho.
Alicia

Juan Rizzo dijo...

Ahora entndí tu comentario(Alicia). Y me di cuenta de que es una imagen muy interesante: que una falta de ortografía sea el símbolo de nuestro paso a la inmortalidad.
Yo he visto tumbas (o nichos) con faltas de ortografías. No puedo explicar por qué, pero me conmovieron mucho más que los grandes mausoleos. Después de todo, qué cosas más raras se te ocurren a vos, eh...