viernes, septiembre 17, 2010

domingo, septiembre 12, 2010

Una sana costumbre

"Nos haría bien a todos recordar que, si bien diferimos bastante en las diversas pequeñeces que conocemos, en nuestra infinita ignorancia somos todos iguales."

Luis el Último (obituarios)

En ocasión de la decapitación de Louis XVI, luego de la Revolución Francesa, los partidarios de la monarquía daban cuenta de su muerte con este bello enunciado:
"El alma del bueno de Saint-Louis voló a los cielos."
Por su parte, el oficial del registro civil del nuevo régimen estampa en los documentos oficiales:
"En el día de la fecha... murió Luis Capeto. Habitante de la parroquia del temple. Ciudadano francés. Domiciliado en: Palais de Versailles. Profesión: último rey de los franceses."
(Extraído de:
Marí, Enrique, "La Verdad en la Filosofía a Fines de nuestro Siglo".
Revista, "Acción Cultural", Nº1, diciembre, 1998.)

miércoles, septiembre 01, 2010