lunes, noviembre 01, 2010

Abierto a la interpretación...

..."sólo con la aperturidad del Dasein se ha alcanzado el fenómeno más originario de la verdad".

Heidegger [¿quién más podía ser?] Ser y Tiempo, parág.44.

4 comentarios:

Juan Rizzo dijo...

A ver, probemos esto:
Imagínense a un tipo agarrándose la panza de la risa y revolcándose en el piso mientras repite: "aperturidad", "aperturidad" ...

Renzo dijo...

Que lindo che... más porque quien lo dijo pensaba que la "aperturidad" del estar siendo era avalar un régimen que mataba a quienes no se "aperturizaban" a sus cánones de verdad y "portaban" la otredad en sí. je!

Juan Rizzo dijo...

En su defensa, hay que reconocer que en el parágrafo 7 (en la Introducción) se disculpa por lo "rudo y 'feo'" de la expresión en sus análisis. La justifica diciendo que no está intentando "contar cuentos de los entes", sino "apresar el *ser* de los entes". Y en esa tarea, parece, son imposibles las delicadezas.
Igual aclaro que lo mío era más un comentario sobre los autoproclamados "lectores" --y asiduos "citadores"-- de Heidegger, que sobre el texto mismo (que no manejo, y acaso no llegue a comprender nunca). Lamentablemente, entre esos "lectores" no faltaron reverendísimos hijos de puta, y Heidegger no hizo nada por desalentar ese tipo de lecturas (además de avalar él mismo las políticas concretas del nazismo, por supuesto).
Aun así, creo que no hay razón para despreciar sus esfuerzos (no hay razón para despreciar *ningún* esfuerzo). Como siempre, vale la pena intentar leerlo, y después vemos. Y si alguien se ofende por los comentarios o por las malas interpretaciones, ¿qué le vamos a hacer? ¿No era que en estas cosas no es menester "andarse con delicadezas"?
Un abrazo grande, y gracias por pasar.
Pancho.

 Juan Pablo Giusepponi dijo...

Es algo digno de tener en cuenta lo que dice Renzo, pero también es cierto que la fuerza del diálogo está en la contradicción aparente.
Por otro lado, yo entiendo que con la palabra "aperturidad" no hace referencia a una percepción relativista y/o desprejuiciada del mundo. Me parece que va más allá de la 'apertura mental', pero qué sé, después de todo Heidegger es para mentes más lúcidas que la mía.