sábado, agosto 19, 2017

Los únicos privilegiados

–¿Por qué no habrán mandado a una mujer? Ellas siempre se dan más maña.–

Las etiquetas se enredan en los dedos gordos del cabo Sosa. Las despega de a una (es el mejor método). Las aplica con esmero. Le preocupa que queden bien rectas, parejas. Desperdicia unas cuantas, pero pasa nada. Total mandaron de sobra. Putea un poco (ya es costumbre, casi como rascarse), pero no pierde el buen humor: está cumpliendo con su deber.

Un tipo disciplinado, macanudo, el cabo Sosa.

https://buff.ly/2vPOhJM

No hay comentarios.: